¿Tiene alguna pregunta? Siéntete libre de contactarnos:
+1 407 686 8211
hola@ediccsonredondo.com

Debes escoger una Corp C como categoría para tu empresa americana si:

– Deseas cotizar acciones en la bolsa de valores.

– Tener la opción de que los accionistas no declaren impuestos en Estados Unidos a menos que haya una distribución de ganancias entre ellos.

– Quieras obtener financiamiento a nombre de la empresa mas fácilmente.

Al elegir entre una LLC y una corporación, es importante tener en cuenta factores como el tamaño y la estructura de tu negocio, tus objetivos a largo plazo, tu patrimonio y tus necesidades fiscales. Es importante tener en cuenta que cada estructura empresarial tiene sus propias reglas y requisitos y es importante considerar cuidadosamente cómo cada opción se ajusta a las necesidades y objetivos de la empresa antes de tomar una decisión.

Si quieren ampliar mas la información pueden ver también: ¿Cómo puedo  obtener más beneficios con una Corp C en Estados Unidos?

¿Quieres aprovechar al máximo los beneficios de registrar una Corp C en Estados Unidos de manera fácil y sin complicaciones?

Las Corp C son una de las estructuras comerciales más populares en Estados Unidos y abrirla con nosotros es más fácil de lo que piensas, no necesitas venir al país, mucho menos salir de tu casa.

Solo ¡Agende una consulta y te ayudaremos con gusto. Nuestros servicios te permitirán abrir una LLC desde cualquier lugar del mundo y obtener todos los beneficios de tener una empresa en la primera economía con un alcance global de forma totalmente remota.

Preguntas relacionadas

Las C Corps en Estados Unidos están sujetas a un impuesto federal sobre la renta corporativa, que se basa en las ganancias netas de la corporación. Actualmente, la tasa impositiva federal para las corporaciones es del 21% sobre las ganancias netas.

Además del impuesto federal, cada estado puede imponer su propio impuesto sobre la renta corporativa, y las tasas varían según el estado. Es importante investigar los requisitos fiscales del estado donde la corporación está registrada y donde realiza actividades comerciales.

También es importante tener en cuenta que las corporaciones pueden estar sujetas a otros impuestos, como el impuesto mínimo alternativo y los impuestos sobre nóminas y ventas, dependiendo de su actividad comercial y otros factores.

Es recomendable consultar a un profesional de impuestos o un abogado especializado en leyes fiscales para obtener más información sobre los requisitos fiscales específicos de las corporaciones en Estados Unidos.

Los accionistas de una C Corp pueden recibir pagos de varias formas, incluyendo:

  1. Dividendos: Los dividendos son pagos que se realizan a los accionistas de una C Corp a partir de las ganancias de la empresa. Estos pagos suelen ser en efectivo, aunque también pueden ser en forma de acciones adicionales de la corporación. Es importante tener en cuenta que los dividendos se gravan a nivel personal para los accionistas.

  2. Salarios: Los accionistas que trabajan activamente en la empresa pueden recibir salarios como cualquier otro empleado de la corporación. Los salarios se gravan a nivel personal para los accionistas.

  3. Beneficios: Los accionistas pueden recibir beneficios como seguros médicos, planes de jubilación, seguros de vida y otros beneficios proporcionados por la empresa.

Es importante destacar que, como las C Corps son entidades separadas de sus accionistas, los pagos a los accionistas deben realizarse de acuerdo con las leyes fiscales y corporativas aplicables. Además, es posible que sea necesario consultar con un profesional contable o un abogado especializado en leyes corporativas y fiscales para determinar la mejor forma de realizar los pagos a los accionistas y cumplir con las obligaciones legales y fiscales aplicables.

La elección entre una Corporación C o una Corporación S depende de las necesidades y objetivos específicos de la empresa y de sus propietarios.

La principal diferencia entre las Corporaciones C y las Corporaciones S se refiere a su estructura fiscal. Las Corporaciones C son entidades fiscales separadas de sus accionistas, lo que significa que deben pagar impuestos corporativos federales sobre sus ganancias netas, y los accionistas deben pagar impuestos personales sobre los dividendos que reciban. En cambio, las Corporaciones S son entidades fiscales “pasantes”, lo que significa que los ingresos y las pérdidas se informan en las declaraciones de impuestos personales de los accionistas, en lugar de en la declaración de impuestos de la corporación.

Las Corporaciones S suelen ser más adecuadas para empresas más pequeñas y que buscan evitar la doble imposición corporativa y personal de las Corporaciones C. Sin embargo, las Corporaciones C ofrecen ciertas ventajas, como la capacidad de retener más ganancias y deducir ciertos gastos fiscales que las Corporaciones S no pueden.

En última instancia, la elección entre una Corporación C o una Corporación S dependerá de los objetivos y las necesidades específicas de la empresa y de sus propietarios, y es recomendable consultar con un profesional contable o un abogado especializado en leyes fiscales y corporativas para obtener una asesoría adecuada.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn